Quickcorp Enabling Business

La historia no contada sobre Google y Larry Page

Todos conocen la historia de Steve Jobs — de cómo fue despedido por la compañía que fundó — Apple — sólo para volver desde el exilio décadas después para salvar el negocio.

¿Pero qué hay de la historia de una compañía más grande que Apple, Google? ¿Lo han hecho bien todo el tiempo?

Un día de Julio de 2001, Larry Page decidió despedir a los Jefes de Proyecto de  Google. A todos.

Eran sólo 5 años después de que Page, un estudiante graduado de Stanford, fuera golpeado en la mitad de la noche por una visión. En ella, él manejaría de alguna manera la Web completa y examinaría los enlaces entre las páginas en las que veía la información del mundo en una manera completamente nueva.

Lo que Page escribió esa noche fue la base de un algoritmo. Él lo llamó PageRank y lo usó para robustecer el nuevo buscador Web llamado BackRub. El nombre nunca llamó la atención.

En Julio de 2001, BackRub fue renombrado Google y estuvo funcionando realmente bien. Tuvo millones de usuarios, una impresionante lista de inversionistas, y 400 empleados, incluyendo acerca de media docena de Jefes de Proyecto.

Como la mayoría de las startups, en el primer año de Google no hubo una capa de gestión entre el CEO, Page y los ingenieros. Pero la compañía creció, añadió una capa de gestión, la que se reuniría con Page y el resto de los ejecutivos senior y le daría las prioridades y fechas de entrega a los ingenieros.

Page, ahora de 28 años, odió esto. Después que Google contrataba sólo ingenieros talentosos, el pensaba que la capa de supervisión no era sólo innecesaria sino que era también un estorbo. Él también sospechaba que los jefes de proyecto estaban sacando a los ingenieros de los proyectos que para él eran importantes. Por ejemplo, Page tenía un plan trazado para escanear todos los libros del mundo y hacer que se pudieran buscar en línea, pero de alguna forma nadie estaba trabajando en ello. Page insultó a los jefes de proyecto.

Fue requerida una solución drástica, y la tomó. En vez de los jefes de proyecto, todos los ingenieros de Google reportarían a una sola persona, una nueva contratación como Vice Presidente de Ingeniería, Wayne Rosin, y Rosin reportaría directamente a él.

La jefe de recursos humanos, una mujer seria llamada Stacey Sullivan, pensaba que el plan de Page era una locura, de acuerdo con la revisión interna de Douglas Edwards’ en Google años atrás:  “I’m Feeling Lucky,” . Sullivan se lo dijo a Page: “Tú no puedes solamente ser organizado!” ella dijo. “La gente necesita a alguien a quien acudir cuando ellos tengan problemas!”

Page la ignoró.

Sullivan le llevó sus preocupaciones a Eric Schmidt. En marzo, Schmidt se convirtió en el presidente de Google. Todo el mundo asumía que el iba a ser el CEO tan pronto dejara su trabajo full-time como CEO de Novell.

Schmidt estuvo de acuerdo con Sullivan. Y también el coach ejecutivo de Page, Bill Campbell. Todo el mundo llamaba a Campbell “Coach” porque él fue una vez coach del equipo de football de la Universidad de Columbia. Él aún caminaba y hablaba como si estuviera en la línea de juego.

Como Steven Levy detalló en su propia historia de Google  “In the Plex,” una mañana, Campbell tuvo una discusión larga con Page acerca de su plan. Para probar su punto, Campbell le trajo a Page ingeniero por ingeniero a su oficina para que cada uno le explicara su perspectiva. Uno tras otro, ellos le dijeron a Page que ellos preferían tener un jefe de proyectos. — alguien que pudiera terminar los desacuerdos y dar líneas de dirección al equipo.

Pero Page estaba determinado.

Schmidt en particular tal vez era la peor persona para respaldar a Sullivan. Page no había estado nunca detrás de su contratación — o cualquier CEO, para esta materia. Los inversionistas de Google lo habían hecho.

Pronto, Schmidt le presentaría obstáculos al plan de Page.Pero no todavía. Era Julio de 2001 y Schmidt no era oficialmente CEO. Así que Page estaba adelante.

Le encargó a Rosing dar las noticia.

Esa tarde, los 130 ingenieros y una docena de jefes de proyecto aparecieron. Ellos estaban fuera de la oficina de Page en medio de los cubículos y sofás desaliñados de Google, los cuales, al igual que el resto de los muebles de oficina de la compañía, habían sido comprados a bajo precio a empresas que habían fracasado.

Finalmente, Rosing, un pelado con gafas, comenzó a hablar. Rosing explicó que la ingeniería estaba teniendo una reorganización: Todos los ingenieros reportaría a él, todos los jefes de proyecto quedarían fuera del trabajo.

La noticia no fue buena. Los jefes de proyecto quedaron aturdidos. No habían sido advertidos. Sólo fueron despedidos en frente de todos sus colegas.

Los ingenieros pidieron una explicación. Así que Page les dio una. Con poca emoción, hablando en su usual tono robótico y plano, él explicó que nunca le había gustado que gente que no era ingeniero supervisara a ingenieros. Ingenieros no deberían ser supervisados por gestores con conocimiento técnico limitado. Finalmente, él dijo, Los jefes de proyecto de Google no estaban haciendo un buen trabajo.

Mientras Page hablaba, mantenía la mirada evitada, resistiendo el contacto visual directo. Aunque era una presencia atractiva con una altura superior a la media y pelo negro, era socialmente incómodo.

La noticia fue recibida con un coro de reclamos. Finalmente, uno de los ingenieros en la sala, Ron Dolin, empezó a gritarle a Page. Le dijo que una reunión con todos no era lugar para hacer una revisión de rendimiento. Lo que Page estaba haciendo fue  “completamente ridículo” dijo, y “totalmente no profesional.”

“Esto apesta,” uno de los jefes de proyecto presentes dijo después. “Me sentí humillado por esto. Larry dijo en frente de la compañía que no necesitábamos gestión, y habló acerca de lo que no le gustaba de nosotros. Él dijo cosas que hirieron a mucha gente.”

Al final, los despidos no sirvieron. Los jefes de proyecto que Page intentó despedir ese día  fueron traídos de vuelta a las operaciones en crecimiento de Google, bajo el liderazgo de Urs Hözle.

La reorganización de Page no duró mucho tampoco. Mientras algunos ingenieros  prosperaron sin supervisión, los problemas surgieron. Proyectos que necesitaban recursos no los tenían. La redundancia se convirtió en una costumbre. Los ingenieros anhelaban feedback y se preguntaban donde sus carreras serían valoradas.

Eventualmente, Google comenzó a contratar jefes de proyecto de nuevo.

“Yo hice mi mejor esfuerzo para aconsejar que hay un verdadero valor en la gestión, y tú puedes escoger el tono en cómo manejas esto,” Stacy Sullivan recuerda en “I’m Feeling Lucky.” “Espero que esto haya sido una lección aprendida por Larry.”

En Agosto de 2001, Schmidt fue despojado completamente de sus responsabilidades en Novell. Se convirtió en CEO de Google — lo que fue llamado “supervisión adulta” para Page y su co-fundador Brin.

Y por mucho tiempo, Larry Page fue muy infeliz.

early google employeesGoogle, 1999Early Googler

Todos conocen la historia de Steve Jobs — de cómo fue despedido por la compañía que fundó — Apple — sólo para volver desde el exilio décadas después para salvar el negocio.

Lo que no es muy bien entendido es que el directorio de Apple y los inversionistas estuvieron absolutamente en lo correcto al despedir a Jobs. En la etapa temprana de su carrera, fue petulante, mezquino, y destructivo. Sólo dejando Apple, humillándose el mismo, y encontrando un segundo éxito (con Pixar) fue capaz de madurar en el líder que volvería a Apple y la convertiría en la compañía más valiosa del mundo.

 

Fuente original en inglés: http://www.businessinsider.com/larry-page-the-untold-story-2014-4

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *